Algunas recomendaciones para comprar boletos de autobús

Hay temporadas en las que todo mundo quiere correr a comprar los boletos de autobús para hacer algunos viajes, ya sea porque las vacaciones llegaron, porque hay algún puente, o por alguna cuestión familiar. Frecuentemente, las rutas que se hacen los camiones son cortas, al menos considerando las distancias existentes en nuestro país. Sin embargo, también hay algunas que parecen infinitas, de tal forma que sientes que se te van días en esas rutas. Para este tipo de viajes se recomienda ir por la noche, para que el sueño ayude a que pase más rápido. Y para que sea mejor, te doy estos tips.

Selecciona correctamente la ruta

El primer punto que debes tomar en cuenta es asegurarnos de que la ruta seleccionada es segura y recomendable, donde los incidentes viales no sean muy seguidos, y tampoco lo sean los crímenes, si es que hay. Busca información sobre la ruta en internet, y si detectas alguna de estas circunstancias de forma muy seguida, es mejor cambiar el billete.

Los costos

En ocasiones, los precios que tienen los boletos de autobús baratos nos llaman demasiado la atención y los compramos sin tener demasiado en cuenta lo que estamos consiguiendo. El primero punto es la clase de camión que se utiliza para esos casos: ¿cuánto tiempo tiene de antigüedad? ¿En qué estado se encuentra? ¿Podrías pasar toda la noche durmiendo en un asiento así? ¿Hay cambio de conductores en medio de la ruta o es sólo uno? Una vez que hayas pensado en esto, y si pasa tu evaluación, entonces debes comprarlo. Si no es así, mejor reconsidéralo y gasta un poco más por tu seguridad.

Al elegir los asientos

Los viajes largos en un autobús pueden ser sumamente pesados, tanto por la posición en que vamos sentados, como por tener que compartir con alguien desconocido. En estos casos, la pregunta ¿ventana o pasillo?, siempre está más presente que nunca. Por un lado, la ventana permite que las personas recarguen la cabeza, de forma que sea más fácil conciliar el sueño. Otros consideran que el pasillo es la mejor opción, pues así es más fácil que las piernas se estiren y las salidas al baño.

Pero uno de los puntos que a todos nos sacan canas verdes es en qué parte del camión debemos elegir el asiento. Unos dicen que atrás es mejor porque hay más privacidad, pero es de todos sabido que mientras más al fondo nos sentemos, más agitada será nuestra estancia en el autobús. Pero otras personas, que alguna vez se han sentado hasta la parte de enfrente, dicen que sienten mareo por ir viendo la carretera, o que también se pueden estresar si no les gusta demasiado cómo conduce el camionero. Pero los expertos en estos temas de seguridad opinan que lo ideal es ir en la parte media del camión, ya que, en caso de accidente, las lesiones suelen ser menores, ya que los accidentes suelen suceder por la parte frontal o por la de atrás.

No lleves tu dinero a la vista

Es algo lógico que todo mundo sabemos y tenemos en cuenta casi en cualquier momento: no llevar las tarjetas y el efectivo juntos. Si por alguna razón, alguien intercepta tu autobús y lo asalta, no querrás perder todas tus pertenencias de una sola vez. Por ello, uno de los consejos que más dan es guardar el dinero dentro de los calcetines, aunque nos cause molestias, pues ahí no se lo podrán llevar.

La alimentación

Generalmente, los autobuses comienzan su ruta y continúan sin parar hasta que llegan a donde debían llegar. Hay algunas líneas que regalan un pequeño lunch a sus pasajeros, pero otras no dan ni los buenos días. Siempre considera llevar algunas provisiones para que puedas tener algo qué comer durante el trayecto, ya sean cacahuates, sándwiches o fruta.

Las diversiones

Como los recorridos nocturnos suelen durar más de 6 horas, si no puedes dormir en el camino te aburrirás como nunca. Ya sea porque tengan el televisor con un volumen muy alto, o porque algún compañero de viaje no te deje dormir, siempre lleva contigo audífonos o tapones para los oídos. Así, te podrás olvidar un poco de lo que esté sucediendo en el mundo exterior y pasar un rato más agradable Pero si prefieres leer, consigue una linterna de las que se adhieren a los libros, para que no tengas que forzar la vista.

Para dormir bien

Si eres de los que tiene problemas para conciliar el sueño cuando hay alguna luz cercana, una máscara que te cubra los ojos puede ser una buena idea para evitar los rayos de luz de los carros, o bien, de la televisión. Igualmente, evita torcerte el cuello y lleva una almohada en la que puedas recargarte un poco, o bien de esos almohadones para el cuello, que evitan que se muevan demasiado.