Hoteles en Cuernavaca para visitar las zonas arqueológicas

Los hoteles en Cuernavaca se llenan rápidamente, ya que la ciudad conocida en todo el país por su eterna primavera se encuentra a poco más de 85 kilómetros de la Ciudad de México. Cuernavaca es la capital de Morelos y cuenta con una temperatura promedio de 21º C la mayor parte del año. Cuenta con paisajes exquisitos de flores infinitas, pero también con construcciones que narran muchos pasajes de la historia de nuestro país. A esta ciudad han llegado a vivir desde grandes emperadores aztecas, hasta el mismísimo Hernán Cortés. Descubre algunos de sus edificios más representativos:

Teopanzolco

Teopanzolco es una zona arqueológica de Cuernavaca que pertenece Instituto Nacional de Antropología e Historia. La zona consiste de varias estructuras que rodean lo que fue una plaza pública. Entre estas estructuras se encuentra una pirámide de tamaño considerable, con diferentes plataformas. Es uno de los ejemplos de pirámides aztecas del periodo temprano, que poseen doble escalinata, que ha sobrevivido.

Se dice que la pirámide de Teopanzolco se descubrió durante los años de la Revolución Mexicana, específicamente en 1910, cuando las tropas de Zapata atacaron Cuernavaca. Dado que los cañones se colocaron de forma estratégica para atacar el centro de la ciudad, la tierra comenzó a moverse por las vibraciones, y poco a poco, se expusieron las paredes de la pirámide. Posteriormente, el arqueólogo Alfonso Caso hizo lo necesario para restaurar la pirámide.

El Tepozteco

El Tepozteco es uno de los sitios arqueológicos más famosos de Morelos, ubicado en un cerro con vista al pueblo Tepoztlán. Se puede llegar a él fácilmente desde Cuernavaca, aunque la subida al cerro no es sencilla para los que no están acostumbrados a hacer ejercicio. Su característica más relevante es el Templo del Tepozteco, dedicado a uno de los dioses azteca/tlahuica. El templo se construyó encima de una plataforma que destaca por las inscripciones que tiene en bajorrelieve y que habla de diferentes temas religiosos, especialmente sobre sacrificios hechos al dios del pulque, y las ofrendas que se hacían para ganar su favor.

En este sitio se encontró una de las piedras que tenía representado al tlatoani Mexica Ahuizotl, y posteriormente se trasladó al Museo de Antropología, ubicado en la Ciudad de México. Por este motivo, se piensa que el templo fue construido durante el reinado de Ahuizotl, pero hay quienes opinan que su construcción se llevó a cabo en el periodo temprano de los aztecas, y que la inscripción debe ser como un homenaje por alguna aportación realizada para el templo.

Coatetelco

Coatetelco forma parte de las estructuras aztecas pertenecientes al periodo Tardío de la civilización. Se localiza en la parte occidental de Morelos, en el pueblo que tiene el mismo nombre, al que se llega a través de la carretera de Xochicalco.

Este sitio arqueológico tiene la mayor parte restaurada, específicamente el centro de la antigua ciudad. En ella se han encontrado una pirámide que hacía las funciones de un templo, un campo para jugar la pelota, y otro tipo de estructuras, que se agrupaban en torno a una plaza pública. Además, este campo de pelota es de los pocos del país que sobrevivieron a la conquista. Igualmente, la pirámide que se encuentra en el centro de la ciudad, muestra que no todos los centros importantes tenían construcciones tan imponentes como en Tenochtitlan.

Palacio de Cortés

Otro de los atractivos más interesantes de Cuernavaca es el Palacio de Cortés, que se encuentra en el Zócalo de Cuernavaca. Se trata de una construcción española del siglo XVI, que posee un museo de Antropología en su interior. Frente a su fachada, se encuentran unas ruinas Tlahuicas.

El Palacio de Cortés fue construido, como su nombre indica, por Hernán Cortés, después de la conquista. Él deseaba tener una residencia en el centro de la ciudad de Cuernavaca, que originalmente se denominaba Cuauhnahuac, pero este nombre era de difícil pronunciación para los conquistadores.

El edificio se elaboró por encima del palacio del Tlatoani de la antigua ciudad Tlahuica. Actualmente, es posible observar algunas partes dentro del Palacio de Cortés, aunque no demasiadas, por la destrucción que se hizo, ordenada en la Conquista. Posteriormente, el Palacio de Cortés se usó como casa y luego como un edificio para uso civil.

Catedral de Cuernavaca

La catedral de Cuernavaca es uno de los edificios más antiguos de la ciudad. Su construcción data del año de 1525, y fue erigida por los primeros doce franciscanos que llegaron a México. Originalmente, fue construida como el Convento de la Asunción, pero posteriormente, ascendió a nivel de catedral.

La Catedral se encuentra en el centro de Cuernavaca, y junto con varios conventos de la región, forman el grupo de los Primeros Monasterios del Siglo XVI en las faldas del Popocatépetl. Este grupo fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994 por la Unesco, y es sólo un motivo más para no dejar de visitar Cuernavaca cualquier fin de semana.