La mejor forma de aprovechar tu hospedaje en Aguascalientes

Para animarte a que comiences a buscar uno de los mejores hoteles en Aguascalientes, te comparto cinco curiosidades que encontré sobre esta increíble ciudad. Y si ya estabas animado desde antes, esto seguro te ayudará a confirmar que elegiste un buen destino.

  1. Cuando Aguascalientes y Zacatecas se encontraban en plena disputa por el territorio hidrocálido, todo se solucionó por un beso. La mujer: María Luisa Villa de García Rojas, esposa de quien gobernaba Aguascalientes. El afortunado: nuestro estimado Antonio López de Santa Anna, quien otorgó los derechos, luego de recibir el beso de la bellísima mujer.
  2. Si alguna vez te han dicho que vas hecho la mocha, sabes que se dieron cuenta de que llevas mucha prisa en tu paso. Ahora bien, la frase es hidrocálida de nacimiento. Todo se debe a la locomotora que atravesaba esa zona a treinta kilómetros por hora, una alta velocidad para esos tiempos, y que se llamaba “La Mocha”. Por eso es que se realiza esa comparación cuando alguien va muy rápido.
  3. En uno de los edificios que no te puedes perder en la visita, el Teatro Morelos, se llevó a cabo la primera convención realizada dentro de nuestro territorio nacional. La Soberana Convención Revolucionaria de Aguascalientes tuvo lugar en este recinto en 1914, con la presencia de algunos de los grandes generales de la Revolución, como Villa y Obregón.
  4. Hace poco, la ciudad de Aguascalientes tuvo el placer de presenciar uno de los descubrimientos más impresionantes para la arqueología actual. Los huesos de un mamut se hallaron en una inundación. Según los expertos, los mamuts habitaron esta zona hace 500 mil años, y el encontrado tenía sólo 12 mil años de antigüedad.
  5. Aguascalientes hace honor al lema que está inscrito en su escudo: “Agua clara, claro cielo, buena tierra y gente buena”. Las relajantes aguas termales, el impresionante paisaje que se puede apreciar en diversos lares, la gran producción de frutas y verduras, así como la amabilidad de su gente está siempre presente en la ciudad.

Dentro del altiplano del centro de México, Aguascalientes brilla como uno de los puntos turísticos más impactantes. La Feria de San Marcos es uno de los eventos más importantes a nivel nacional y mundial, traspasando las fronteras para atraer a un sinfín de turistas que llegan dichosos de poder disfrutar los diferentes espectáculos que se montan en la región. De esa manera, todas las personas que llegan a Aguascalientes, sin importar el motivo de su visita, quedan fascinados.

Historia de Aguascalientes

Ahora que ya encendimos nuestro interés por el turismo en las tierras hidrocálidas, te compartiré un poco de la historia, que me pareció particularmente interesante en mi visita por esos lugares. Remontémonos a los tiempos de los chichimecas que habitaban la región que hoy en día es Aguascalientes. Cuando los españoles llegaron a esa zona, estos nómadas guerreros pusieron mucha resistencia a la invasión española. Sin embargo, los conquistadores no se rendirían fácilmente, pues instalarían prisiones para encerrar a los “rebeldes”. Así, con un camino un poco tropezado, comenzaron a explotar el terreno.

Gran parte del interés que tenían los súbditos de Carlos I de España en Aguascalientes era que se encontraba dentro de la ruta de la plata, que llevaba el metal desde Zacatecas hasta la Ciudad de México. Así, poco a poco, en Aguascalientes se estableció una base, donde los que llevaban el metal hacían una parada para recargar fuerzas, comer algo, descansar un poco, y también para tener miembros de seguridad cerca, en caso de incidentes. Así se aceleró rápidamente el crecimiento de la ciudad.

Debido al movimiento que había en la zona, campesinos, obreros, comerciantes y granjeros llegaron a habitar las regiones aledañas, expandiéndose poco a poco, hasta que en octubre de 1575, la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, fue fundada en el territorio que en la actualidad es Aguascalientes. Por otra parte, el origen de su nombre es derivado de las aguas termales y su abundancia en la zona. Todas estas propiedades, tanto en la tierra como en el agua, permitieron que crecieran productos en el territorio que impulsaron su economía.

Por ejemplo, la guayaba es su producto por excelencia. La ciudad se ha establecido como la máxima productora de esta fruta dentro de todo el país. Igualmente, su producción de durazno y de verdura destinada a los congeladores ha incrementado su distribución por el mercado internacional, motivo por el que se han establecido diferentes rutas de unión tanto en el aire, como en la tierra.

De esta manera, el turismo no sólo se trata de ferias y fiestas hidrocálidas. Aguascalientes tiene hermosos paisajes, comida deliciosa y actividades que llenarán de emociones completamente nuevas a los que lleguen a recorrer los parajes más representativos de la ciudad. Visita Aguascalientes en el próximo puente, y cuando lo hagas, aquí te dejo unos hoteles para que facilite tu logística http://www.fiestamericana.com/viaja/hoteles-en-aguascalientes.html.